Un juez determina como evitable un accidente en la limpieza de una granja

Una granja lechera inglesa, ha sido multada dado que los productos químicos desinfectantes usados cegaron a un empleado.

BeechdeanFarm, de NothDean Buckinghamshire fue multado a causa de un accidente en que el empleado quedó cegado a perpetuidad por los productos químicos corrosivos utilizados en la limpieza.

El Tribunal Superior del magistrado de Wycombe atribuyo a la utilización de un desinfectante corrosivo DM CID, que contiene hidróxido de potasio, cuando existían alternativas inocuas para realizar la misma limpieza y desinfección.

El rociador de la bomba que estaba usando, inesperadamente se rompió proyectando en la cara del empleado el producto, cubriendo todo el rostro con el desinfectante caustico y corrosivo, dejándolo permanentemente ciego en ambos ojos.

Una investigación ordenada por el propio Tribunal Superior, determino que existían en el mercado alternativas no toxicas que podían haberse utilizado en este caso como ya se están utilizando en otras granjas procedimientos basados en productos inertes como puede ser el agua ionizada.

Consideró un fallo de la empresa el no haber actualizado sus sistemas de limpieza y desinfección que hubieran evitado este incidente si se hubiera aplicado las medidas de control correctas y prácticas de trabajo seguras.

La utilización de productos tóxicos y corrosivos, es una práctica habitual en la producción lechera, por lo que este caso debería enviar un mensaje a las granjas sobre los peligros de trabajar con productos químicos.