¿Cómo hacer durar más las prendas reflectantes?

Algunos fabricantes atribuyen a las prendas de alta visibilidad o reflectantes una vida máxima de 25 lavados y muchas pierden sus propiedades reflectantes después de 5 lavados, eso significaría que si la ropa de alta visibilidad se lava dos veces por semana, ya no cumpliría con las normas actuales EN ISO 20471:2013 en solo doce semanas.

Para garantizar que la ropa de trabajo ayude a las personas a mantenerse seguras y listas en condiciones de trabajo peligrosas, los artículos deben reemplazarse cuando estén desteñidos, desgarrados, sucios, desgastados, desfigurados o no visibles desde 300 mts, de día o de noche.

Cuando el tejido de alta visibilidad se ha alterado o está sucio, se desvanece su color, se vuelve mate y pierde su visibilidad. Si no es reflectante obligatoriamente nos toca reemplazar la prenda.

Es esencial mantener la limpieza de las prendas de alta visibilidad. El tejido reflectante suele ser muy sensible al calor y a la química y en la mayoría de los casos se requieren altas temperaturas y grandes dosis de detergentes y otros productos químicos para eliminar suciedad industrial como el aceite o los contaminantes.

Sin embargo, existe una solución para extender de forma importante la vida útil de las prendas de alta visibilidad, seria transformando su lavadora a la tecnología del ozono. Lo que permite cuadriplicar la vida útil máxima de las prendas de alta visibilidad.

 

La tecnología del ozono permite cuadriplicar la vida útil de las prendas de alta visibilidad

 

Estas pruebas se han realizado a través de lavanderías y se han evaluado los resultados en los laboratorios de ITEL y han mantenido una retroreflectividad significativamente mayor hasta el final de su vida útil, que ésta a la vez ha sido multiplicada por cuatro, lo que aporta unos ahorros considerables de reposición de esta vestimenta laboral.

La muestra de control que no se lavó, tenía una puntuación de retroreflectividad (CIL/m2) de 346. La muestra lavada en la máquina que se había incorporado el sistema de ozono tenía una puntuación de 324 al final de la vida útil del tejido y la muestra lavada en la maquina convencional tenía una puntuación de 58 después de los 50 lavados.

Por otra parte, la máquina que trabaja con el sistema de ozono, ha permitido reducir significativamente la acción mecánica, ya que no requiere como sería el caso de las maquinas convencionales una agitación agresiva para limpiar los tejidos reflectantes. También permite lavar a baja temperatura y con productos químicos menos agresivos, todo ello ayuda a mantener las propiedades reflectantes durante más tiempo.

Este estudio se realizó conjuntamente entre ITEL y el Instituto Francés, ya se está aplicando en España en el lavado de alguna industria de componentes para automóviles, cerveceras y en Francia por SNCF, Renault y Air France.

Desde hace pocos días se utiliza también en la limpieza de los uniformes laborables de los trabajadores que restauran la Catedral de Notre Dame ya que a la vez que mantenemos las propiedades reflectantes, eliminamos todo rastro de cenizas y partículas de plomo